BLOG

10 bares que no puedes perderte en Latinoamérica

Algunos más tradicionales, otros más nuevos, donde bailar salsa o comer como los dioses. 
 
En este listado de los 10 bares de América Latina, encontrarás lugares donde, además de pasarla bien, te acercaras a las tradiciones y cultura de cada país. 
En un recorrido por América Latina, te proponemos un listado de los bares más imperdibles, elegidos tanto por especialistas, como por locales y viajeros. 
 
Son lugares a los que no puedes dejar de ir para tomar una bebida, bailar una rumba, charlar con lugareños o sentir un poco más de cerca la cultura de cada país.
 
 
La Bodeguita del Medio - La Habana, Cuba
 
 
Foto de La Bodeguita del Medio en La Habana, Cuba
 
Esta pequeña y legendaria tasca de La Habana, era uno de los lugares que frecuentaba regularmente Ernest Hemingway durante los años en que vivió en la isla.
 
Su aspecto es fascinante, como quedado en el tiempo y con sus paredes y mesas cubiertas de firmas y graffitis de personalidades como Salvador Allende o Errol Flynn. 
 
Su nombre se debe a que la mayoría de las bodegas en Cuba se encuentran en las esquinas de las calles, y ésta esta ubicada en el medio. Debido a esto fue que comenzó a ser conocida popularmente por este nombre, especialmente entre los clientes habituales.
 
Una vez allí, se puede tomar, a la salud de Ernest Hemingway, un típico mojito, tal como hacía el escritor todas las tardes.
 
Dirección: Calle Empedrado 207, La Habana Vieja.
 
 
Cantina La Capilla - Tequila, México
 
 
Foto de Tequila,México, donde se ubica la Cantina La Capilla
 
Si hablamos de México, ¿quien no asocia el tequila a este país? 
 
Allí, uno de los lugares más mágicos para tomar una copa se encuentra en Tequila, y es la Cantina La Capilla. Don Javier Delgado Corona, el nieto del dueño original, con sus más de 90 años, sigue siendo el anfitrión y principal ejecutor de tragos, con mucha maestría.
 
La Capilla es el bar más antiguo de la ciudad, donde es frecuente encontrar a locales, viejos amigos de don Javier, amantes del tequila y algún que otro viajero. Es un espacio sencillo, casi diminuto e iluminado por lámparas fluorescentes, con una barra de madera, sillas y algunas mesas adicionales. 
 
En cuanto a las bebidas, vende todas las etiquetas conocidas de tequila y las de producción artesanal. Pero don Javier decidió crear y patentar su propia bebida, la batanga, que consiste en tequila blanco, jugo de limón, sal de grano, refresco de cola y mucho hielo. Después de un par de batangas, uno sabe por qué se llama La Capilla: entras de pie, pero sales de rodillas.
 
Dirección: Calle Hidalgo (Esq. México), Tequila, Jalisco.
 
 
Licorería Limantour - Ciudad de México, México
 
 
 
En plena colonia Roma se encuentra este bar, en donde podrás probar los mejores tragos de la ciudad en un ambiente de tranquilidad y placer.
 
Todo empezó hace 10 años, cuando Rodrigo, uno de los socios, se lanzó de mochilero a Londres. Pasó de trabajo en trabajo hasta que comenzó a servir de barman en un bar. A su regreso a México, no podía sacarse de la cabeza la idea de que al DF le faltaba un bar/coctelería y le contó su idea a dos amigos, Paul y Benjamín, con quienes concretó finalmente su proyecto.
 
Según sus dueños, el nombre Limantour fue elegido al azar, pero después se enteraron que hubo una familia Limantour que vivió en la colonia Roma y que uno de ellos, José Limantour, llegó a ser secretario de Hacienda durante la época del porfiriato, e irónicamente, le impuso impuestos a los licores y vinos.
 
La decoración del bar está inspirada en la corriente art déco, para dar la impresión de que el lugar ha vivido a través de diferentes épocas, como si lo hubieran heredado de sus abuelos. Además de servir tragos novedosos, el lugar tiene la fama de ser un ambiente muy cálido, con atención muy servicial y la idea de que todos los que lo visiten se vayan con una experiencia novedosa. 
 
José Luis y Adrián, sus principales bartenders, diseñan cada temporada una carta nueva, aprovechando los ingredientes y frutas que están a punto en cada época. El Mr. Pink y el Berry Collins son dos de los tragos más emblemáticos del lugar.
 
Dirección: Álvaro Obregón 106 (Esq. Orizaba), Distrito Federal.
 
El Maní es así - Caracas, Venezuela
 
 
Ninguna visita a Caracas esta completa si no se va un sábado por la noche a El Maní es así, uno de los mejores clubes de salsa del planeta.
 
Este legendario local, considerado el templo de la salsa, se encuentra en el corazón de la ciudad, en Sabana Grande, por lo que es muy accesible a través del metro o en taxi. En el lugar se acostumbra a beber algún licor o un mini barril de cerveza y dedicarse a bailar toda la noche al ritmo de la salsa caraqueña.
 
En sus comienzos, durante 1986, fue un restaurante de comida típica venezolana. Con el paso del tiempo, se fueron incorporando otras actividades como la presentación de obras teatrales y bandas de salsa. Fue a finales de los ochenta, y por exigencia del público que concurría, que "El Maní" se transformó en un lugar exclusivo para bailar y escuchar salsa. 
 
En este establecimiento se presentaron importantes personalidades internacionales de la música como Los Van Van, Celia Cruz, Luis Enrique, Jhonny Pacheco, Gerardo Rosales, Kike Ruiz y Rubén Blades, entre otros.
 
Dirección: Avenida Francisco Solano con calle El Cristo. Sabana Grande. Caracas.
 
Andrés Carne de Res - Bogotá, Colombia
 
 
Foto de Andrés Carne de Res en Bogotá, Colombia|Viajeros.comFoto: thaisc
 
Es el restaurante más famoso de todo Colombia y, según el dicho popular, no se puede visitar este país y no pasar por Andrés Carne de Res. 
 
Medio millón de personas al año visitan, en la localidad de Chía, este santuario de la rumba bogotana, con una capacidad para 3.000 personas, y en el que se baila y se come como en el paraíso. Hasta la escritora estadounidense Susan Sontag describió al lugar como el "mejor bar del mundo" y el "comedero más delirante de las Américas".
 
Treinta años atrás, el entonces estudiante y agente de ventas Andrés Jaramillo decidió abrir junto a su mujer Estela un restaurante, un ranchito con techo de zinc. Su cuñada argentina le enseñó todos los secretos de la carne a la parrilla, y poco a poco empezaron a recibir amigos y luego comenzó a llegar más y más gente. 
 
Aquí se sirven platos típicos colombianos como sancochos, empanadas, arepas, yucas, ajiacos y patacones. Los jugos y mojitos también son muy recomendables, y se baila sin parar al ritmo del vallenato, salsa, grandes éxitos de antes y hasta música electrónica.
 
Dirección: Calle 3 # 11A - 56, Chia, Cundinamarca, Bogotá.
 
Florería Atlántico - Buenos Aires, Argentina
 
Actualmente este bar del barrio de Retiro ostenta el título de ser el único bar de América Latina que figura en el listado de los mejores bares del mundo de la revista especializada Drinks International (se ubica en el puesto 39). Pero además de ser el favorito de los especialistas, es un lugar con vida propia, tragos creativos y buena música.
 
Nada en la fachada de Arroyo 872 indica que allí se encuentra un bar. Al llegar, verás un local que comercializa una gran variedad de flores y plantas, ambientado con una decoración muy chic. Una vez adentro, una puerta de frigorífico es la que te dará acceso al sótano y a otro mundo.
 
Florería Atlántico recrea el ambiente del casco de un barco, como aquellos en los que venían los inmigrantes que llegaron al país. Por eso, la carta de tragos está dividida en las cinco inmigraciones más importantes ocurridas entre 1900 a 1920, de Italia, España, Inglaterra, Francia y Polonia. Además, hay una sección de tragos criollos y cuatro tragos en cada sección, que representan la forma de beber de cada una de esas nacionalidades con un toque propio del autor.
 
Dirección: Arroyo 872, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Buenos Aires.
 
Taberna Queirolo - Lima, Perú
 
Es un referente de la gastronomía limeña, y el punto de reunión de los que gustan de los bares tradicionales. 
 
La historia de la taberna comienza en 1880, con la llegada de la familia Queirolo al antiguo distrito de la Magdalena Vieja, en Lima. En ese entonces el negocio familiar consistía en una típica pulpería en donde se vendían conservas, utensilios y vinos. 
 
Con el paso del tiempo, se fue convirtiendo en un restaurante en el que se pueden degustar diversos platos de la cocina tradicional como piqueos, papas rellenas, butifarras o un buen escabeche de pescado, vinos y piscos de la bodega de la propia familia. La tradición se mantuvo y al día de hoy, con la misma decoración, se pueden disfrutar de esas especialidades típicas como antaño.
 
Dirección: San Martín 1090, Pueblo Libre, Lima.
 
Río Scenarium - Río de Janeiro, Brasil
 
Foto de Río Scenarium en Río de Janeiro, Brasil|Viajeros.comFoto: jas-2009
 
Río Scenarium es un almacén de antigüedades, un club y un restaurante, todo en uno. 
 
Está ubicado en el centro de la ciudad, en la zona de Lapa, en un edificio de 3 pisos con esas fachadas de época características del siglo XIX. Además en el lugar, se puede bailar ritmos de samba y forró.
 
Lo primero que llama la atención es su gran tamaño, ya que cuatro edificios se unieron para crearlo. En su interior se pueden ver toda clase de objetos antiguos, desde relojes, radios, vinilos, muñecas, muebles coloniales, hasta maniquies. 
 
Cada piso tiene su estilo musical: en el primero se escucha samba en vivo, en el segundo clásicos de Brasil (como Aquarela o Garota de Ipanema) y en la sala de arriba se puede bailar música brasileña más contemporánea.
 
Además, se puede disfrutar de unos ricos bolinhos de camarones o bacalao, pollo encebollado o las porções (bandejas de comida), acompañados con unas frescas cervezas, caipiriñas o vinos espumantes brasileños.
 
Dirección: Rua do Lavradio, 20 (cerca de la Plaza Tiradentes) Centro Antiguo, Río de Janeiro.
 
Baar Fun-Fun - Montevideo, Uruguay
 
Foto de Baar Fun-Fun en Montevideo, Uruguay|Viajeros.comFoto: albaniza
 
Abierto en 1895, por Don Augusto, hoy lo lleva adelante su bisnieto, Gonzalo López. 
 
Cuentan que Don Augusto era tartamudo y tenía muchas dudas sobre la marcha del emprendimiento. Solía preguntarles reiteradas veces a sus amigos "¿fun - fun-cionará?". 
 
De esta manera nació el nombre de este boliche que logró hacerse popular por el tango y la uvita, un trago inventado por su fundador que hoy se comercializa masivamente en bares y supermercados. La receta de la bebida, que se mantuvo en secreto por décadas, es una mezcla de vino garnacha y oporto.
 
En el mostrador de éste bar se sentaron grandes figuras del tango como Gardel, Piazzolla, Pedernera y Julio Sosa. Hoy es uno de los pocos bares que recuerdan aquella tradición montevideana de las tertulias, y en donde todo el acontecer humano se debatía en unas mesas con una bebida de por medio.
 
Dirección: Soriano 922, Esquina Convención, Montevideo. 
 
La Piojera - Santiago de Chile, Chile
 
 
Foto de bar La Piojera en Santiago de Chile, Chile|Viajeros.com Foto: cesarin35 
 
La Piojera es uno de los lugares más populares de Santiago de Chile, adonde se reúnen los locales, los turistas y ¡hasta los presidentes! (Eduardo Frei Ruiz-Tagle y Salvador Allende visitaron el lugar).
 
Apenas traspasar su puerta se entra en un ambiente mágico con clima de fiestas patrias todo el año. Su decoración es típica de una fonda, con muchos adornos, banderas chilenas y mesas y sillas rústicas. 
 
La misma historia del lugar lo rodea de una mística única. Cuenta la leyenda que su fundador, el italiano Carlos Benedetti, viajaba hacia Australia, pero su barco encalló en Cabo de Hornos, y el destino quiso que se quede en Chile. 
 
Originalmente el nombre del lugar era "Santiago Antiguo" y fue el ex Presidente Arturo Alessandri quien lo bautizó con el nombre con el que se lo conoce ahora. Según cuentan, el entonces director de Investigaciones invitó a Alessandri a conocer el bar que reunía al pueblo. Llegaron al negocio y había tanta gente que parecían piojos, a lo que exclamó "¿Y a esta piojera me trajeron?".
 
De la carta, no se puede dejar de probar platos típicos como el arrollado huaso, el pernil con papas cocidas, las empanadas o la cazuela de pollo. De las bebidas, el "Terremoto" es sin duda la más famosa. 
 
Fue inventada luego del sismo de 1985 y se hizo tan popular, que hoy figura entre los tragos típicos del país. Consiste en helado de piña, pipeño blanco (un vino dulce), fernet u otros destilados como coñac o ron, y aconsejan beberlo con mucho cuidado porque embriaga de una manera sorprendente. En tu visita a Santiago de Chile, no dejes de visitar La Piojera y probar un auténtico terremoto.
 
Dirección: Aillavilú 1030, Santiago Centro, Santiago de Chile.
 
Y tú, ¿tuviste la oportunidad de ir a alguno de estos bares? ¿Cuáles otros recomendarías?
 
Asesoría de viajes en:
http://bit.ly/SevillaSolWebhttp://bit.ly/SevillaSolFb
http://bit.ly/SevillaSolTwitt
 

OFERTAS EXCLUSIVAS VIRTUOSO

 

¡ENTRAR!

GRUPOS Y CONVENCIONES

Servicio para viajes y eventos

Solicitar